Historia

Carta Blanca nace en 1992. Un grupo formado por Joan, Àngel, Fina, Kim y Carles.

Joan, en los teclados, siempre amenizaba las fiestas familiares y Fina, su hermana, se añadía con su voz. Kim meditaba cómo hacer que aquello cogiera forma. En un encuentro fortuito con Àngel, éste confesó que añoraba tocar la batería.

Bajo la iniciativa de Kim, aquél fue el origen de un joven grupo musical, Carta Blanca.

Las primeras canciones, Dressed for success de Roxette y Eternal Flame de Bangless, sonaron francamente bien, pese a los equipos rudimentarios y nuestra falta de experiencia. La ilusión y las ganas de superación nos trajeron a ensayar canciones de los 70 y 80, atrevernos con los pasodobles e incluso componer nuestras propias canciones.

Nuestro estreno oficial fue en un local de Sant Feliu de Guíxols, Casa Pedro. Allí nació nuestro nombre, a raíz de alguien que nos dijo que, siendo capaces de interpretar un pasodoble tras un tema de Tina Turner, teníamos “carta blanca” para hacer aquello que quisiéramos en los registros musicales.

Necesitábamos un guitarrista, así que en poco tiempo Josep se incorporó al grupo.

Y empezamos a actuar en público: fiestas mayores, bodas, locales… hasta que nos contrataron de manera permanente a una gran sala donde organizaban comidas y cenas con espectáculos de música y baile en vivo. Fina hacía de presentadora y, además de sus canciones con el grupo, interpretaba algunas en solitario.

El grupo tuvo eco mediático y se popularizó a través de la televisión local de la zona.

En esta época la formación incorporó dos vientos, saxo y trompeta.

Un año más tarde, un representante de Navarra nos propuso aumentar la orquesta con dos voces femeninas más y otro viento (trombón), el equipo de sonido y la iluminación. Ofrecía un ritmo de actuaciones trepidante en todo el estado español.

Nos embarcamos en esta aventura, que duró 4 años, durante los cuales experimentamos cambios en los músicos por motivos laborales, de estudio… Entre ellos Àngel (batería), Joan (teclados), Miquel (batería), Ricart (teclados), Francesc (cantante), Faustí (cantante), Joan (trompeta), Elisabeth (cantante) y un gran amigo que siempre estuvo a nuestro lado sustituyendo cualquier músico, Robert Gazquez.

Un montón de gente entrando y saliendo que fueron madurando Carta Blanca hasta acabar siendo una gran orquesta, tal como anunció Televisión de Sabadell. Y es que un corte de luz no impidió que el público asistente se lo pasara a las mil maravillas. Fina siguió cantando a capela, acompañada por las seis mil personas que integraban aquel público totalmente entregado.

Ha pasado el tiempo, los integrantes han cambiado pero siempre hay un corazón latiente que se llama Kim y Fina, los únicos que no han abandonado el barco.

El dúo Carta Blanca continúa latiendo con ilusión, consiguiendo la conexión público-artista, la proyección de las emociones que transmite una canción.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar y adaptarse a su navegación y preferencias, entre otros aspectos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar